Empresa

CROEM pide que se forme gobierno en la Región "lo antes posible"

CROEM
CROEM

El presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), José María Albarracín, ha confesado que lo deseable en Murcia, tras el resultado electoral del pasado 28 de mayo, es que "se conforme un gobierno lo antes posible". A su juicio, "lo indeseable sería ir a nuevas elecciones, sería sacar tarjeta roja", ha dicho haciendo alusión a la jerga futbolística.

"Bajo ningún concepto entenderíamos que se tuviera que convocar una nueva ronda electoral en la Comunidad, no solo por el costo que ello implica, más de 200 millones a nivel nacional y 17 millones en el territorio, sino también por la lentitud, la ralentización de los plazos y la paralización que sufriría la Administración regional, que sería inaceptable", ha dicho de forma tajante en la rueda de prensa que ha ofrecido momentos antes de celebrarse la 45 Asamblea General Ordinaria de la patronal.

Y es que, además del "alto" coste que supondría ir a nuevas elecciones, Albarracín ha aludido a la "demora" que ello implicaría, porque no habría un gobierno conformado "hasta final de año" y esta Región, ha advertido, "no se puede permitir que esto suceda", de manera que la responsabilidad "la tienen ellos y estamos a la espera de que puedan llegar a alcanzar acuerdos".

Los resultados, a su juicio, son "evidentes", con 21 diputados que ha logrado el PP sin alcanzar mayoría absoluta y los 9 escaños de VOX, "que es lo que aparentemente puede ser un soporte para conformar un gobierno, lejos de lo que puede sumar la izquierda".

Ha declinado entrar en si se debe o no conformar un gobierno mixto o de coalición, pero ha exigido que se forme un gobierno, "porque se les ha dado la oportunidad a los representantes, han salido elegidos de las urnas".

Ha apelado a "la responsabilidad y altura de miras de los partidos políticos, que tienen la obligación de conformar un gobierno, a que lo hagan lo antes posible".

Albarracín considera imprescindible que la Región "cuente con un gobierno estable, potente, fuerte y tras el resultado del 28 de mayo, es más que razonable que se interpreten los resultados de la forma lógica que el empresariado murciano entiende y esa conformación se haga dentro de los plazos establecidos".

REIVINDICACIONES DE CROEM

Albarracín aprovecha la 45 Asamblea General Ordinaria de Croem para reivindicar los casos más relevantes "que acucian a la Región". Ha hecho referencia, al hilo, al documento que elaboró la patronal, que contiene 16 propuestas concretas y en virtud del cual solicitaron que todos los partidos, antes de las elecciones, se comprometieran a aceptarlo.

"Hubo muchas cuestiones en común con casi todos los partidos a excepción de Podemos, porque no quisieron o bien porque no era oportuno, ya que es un partido que últimamente ha puesto al empresariado en el centro de la diana", lamenta.

Albarracín ha hecho referencia a las rebajas fiscales, "claves para generar riqueza y empleo", a las infraestructuras y "decadencia" que hay en los proyectos de algunas de ellas, incidiendo en el AVE y en la mejora de la línea ferroviaria convencional.

En este punto, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que ha asistido a la rueda de prensa acompañado también del presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha ironizado sobre este punto al considerar que "más que un AVE es un tranvía que conecta Murcia con Madrid".

Albarracín, en su línea de demandas, ha pedido al presidente de Gobierno en funciones que "circule la obligatoria carta que hay que enviar al Estado para que declare el Gorguel de interés estratégico nacional, porque así lo exige Bruselas".

Sobre el trasvase Tajo-Segura, ha denunciado la "injusticia" que cometió el Ministerio con el Levante español por una decisión "política y no técnica de elevar los caudales ecológicos de una manera injusta y sin ningún aval técnico de ningún tipo".

Considera, por tanto, que los políticos que nos van a representar ahora "tendrán que ser los encargados de transmitir la situación que vive Murcia" y sobre el Mar Menor, en la línea de reivindicaciones, ha pedido "unidad de acción, dejar las disputas a un lado y que podamos todos remar en la misma dirección".

Y es que, recuerda, "ha pasado un tiempo más que prudencial para que estemos cambiando la pelota de una pista a otra y si el objetivo es el interés general de salvaguardar el Mar Menor, pues hagámoslo de forma conjunta".

Ha pedido, igualmente, que estos cuatro años "sea productivos y se basen en una política de diálogo y acuerdo y no de confrontación permanente". Peticiones todas ellas a las que se han sumado los presidentes de Cepyme y ATA.

La clausura de la Asamblea ha contado también con la entrega de la Medalla de Oro al empresario Antonio Muñoz Armero por su trayectoria profesional.

Imprimir