Crisis del agua

López Miras ve "positivo" que la Comunidad Valenciana lleve agua a Cataluña, aunque debe ser algo "excepcional"

El mandatario hizo incidencia en la solidaridad que debe haber entre los diferentes territorios de España en materia de agua
López Miras
López Miras

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha calificado de "positivo" trasladar agua en barcos desde la Comunidad Valenciana a Cataluña, aunque ha considerado que debe ser una medida de carácter "excepcional", y ha recalcado la necesidad de impulsar un Plan Hidrológico Nacional.

En una entrevista en la Cadena COPE, López Miras ha indicado que "los países serios tienen un plan sobre agua" para "intentar ser lo máximo posible autosuficientes", y ha criticado al Gobierno central por "no liderar una solución integral" para gestionar el agua, un recurso del que, ha asegurado, "hay suficiente" en España.

A su parecer, "si en un sitio hay suficiente agua y en otro falta, lo normal en un país es compartir ese recurso", porque "lo que no puede ser es que en un mismo informativo se diga que en Cataluña o Andalucía se están planteando restricciones por la escasez" y, al mismo tiempo, que se "están abriendo pantanos en Castilla y León porque no hay más capacidad de almacenar".

El máximo dirigente de la Región ha defendido la gestión que se hace del agua en su Comunidad, y ha insistido en que la inversión en tecnificación está permitiendo ahora que, con datos similares a las cuencas de Cataluña o Andalucía, en la del Segura "no nos planteemos restricciones para lo que queda de año hidrológico".

"Esto se ha hecho con mucha inversión, con mucho conocimiento y tecnificando mucho, y también porque hay un trasvase del Tajo al Segura", ha sostenido López Miras, quien ha destacado que la Constitución "dice que los recursos naturales son de todos los españoles", y no de una comunidad autónoma concreta.

A su parecer, "si en un sitio hay suficiente --agua-- y en otro falta, lo normal en un país es compartir ese recurso", porque "lo que no puede ser es que en un mismo informativo se diga que en Cataluña o Andalucía se están planteando restricciones por la escasez" y, al mismo tiempo, que se "están abriendo pantanos en Castilla y León porque no hay más capacidad de almacenar".

Para López Miras, el problema es que "no hay nadie que lidere", que "nos siente a todos" los territorios del país y "establezca cuáles son las reservas hídricas de España y cuáles son las necesidades". Y es que, a su juicio, "si hay más reservas que necesidades, que ya digo que es así, lo que hay que hacer es un plan nacional de agua que redistribuya los recursos".

Preguntado sobre si cree que Cataluña enviaría agua en barcos al Levante, ha dicho que le "cuesta creerlo" porque "hasta ahora todos los pasos van en dirección contraria, en no compartir absolutamente nada", aunque "ahora parece que todos somos España". "Ahora Cataluña necesita otros territorios de su mismo país, de España, y está encontrando la solidaridad del resto de comunidades autónomas", ha apostillado.

PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL DE 2001

Además, López Miras ha defendido el Plan Hidrológico Nacional elaborado en 2001 para transferir agua desde la cuenca del Ebro a Barcelona, Castellón y el Levante, que estaba "basado en llevar recursos de la España húmeda a la seca".

"Era un trasvase que, además, no suponía un perjuicio medioambiental porque no era en cabecera, sino en desembocadura, es decir, que no había problemas de esquilmar ningún tipo de recurso", ha explicado, para recalcar a continuación que la principal beneficiada de ese plan "era Barcelona".

Ha comentado que ese plan "pasó todos los criterios y todas las evaluaciones medioambientales y, además, estaba sufragado con recursos de fondos europeos". Fue "el señor Zapatero, el Partido Socialista, por exigencia de Esquerra Republicana de Cataluña", quien "derogó" ese plan hidrológico nacional, y "de aquellas circunstancias hoy estamos como estamos", ha sentenciado el presidente murciano.

DESALACIÓN, "EN SITUACIONES EXTREMAS"

López Miras se ha mostrado a favor de la desalación, pero solo "en situaciones extremas" porque, a su juicio, "lo más sostenible" y "lo que menos perjudica al medio ambiente", es el agua procedente de los trasvases, que, además, es "de mayor calidad", también para el consumo humano.

"Por cada metro cúbico de agua que se obtiene de agua desalada es un metro cúbico de salmuera que va al Mediterráneo, y creo que esto también tenemos que tenerlo en cuenta", ha puntualizado el dirigente de la Región de Murcia.

"Lo que menos coste tiene, lo más sostenible, lo que menos perjudica el medio ambiente y lo más lógico, lo de más sentido común en un país que tiene un recurso, es que se reparta y se comparta entre sus habitantes, y esto es lo que hacen los trasvases", ha agregado.

A su juicio, "el agua del Tajo no es de Castilla-La Mancha, ni es de la Región de Murcia", y, por eso, "no tenemos que negociarlo el presidente de Castilla-La Mancha ,ni el presidente de la Región de Murcia", sino "el Gobierno y el Ministerio, por supuesto, en colaboración y escuchándonos a las comunidades autónomas".

"Pero es que el agua no es de ninguna comunidad autónoma. Los ríos no son de los territorios por los que pasan. Esto lo establece la constitución", ha comentado López Miras.

Respecto al trasvase Tajo-Segura, ha incidido en que se rige por "dos normas" que ha considerado "incontestables". La primera es que "si no hay agua en cabecera en la reserva en los embalses de Entrepeñas y Buendía, no hay trasvase". Esto, ha dicho, significa que "no vamos a esquilmar ningún recurso".

La segunda regla es que "el agua va a satisfacer las demandas del territorio que es la cuenca cedente y, una vez que haya satisfecho sus necesidades, el agua sobrante va para la cuenca que tiene escasez de agua". Esto, ha comentado, "para que nadie tenga la más mínima duda sospecha ni temor a que se le va a quitar un recurso que necesite".