CONDE DE GODÓ

"Las finales no se juegan, se ganan"

¿Relevo de Nadal?: "No estoy aquí para ser relevo de nadie sino para construir mi propia historia"
Carlos Alcaraz, triunfador en el Conde de Godó
Carlos Alcaraz, triunfador en el Conde de Godó

El tenista murciano Carlos Alcaraz aseguró tras ganar el Barcelona Open Banc Sabadell por segunda vez consecutiva, con su victoria sobre Stefanos Tsitsipas (6-3 y 6-4) en la final de este domingo, que el griego le llevó a jugar su mejor tenis y a vivir una alegría que espera revivir en el futuro.

"Ha sido un partido muy completo por mi parte. Las finales no se juegan, se ganan. Intento ir a por todas en cada final, donde se demuestran dónde están los buenos jugadores y quiero formar parte del grupo de los mejores. Ahí tiene que salir el gen competitivo", señaló en rueda de prensa.

En este sentido, aseguró que es "muy ambicioso" y que siempre quiere "más". "Trabajamos para ser mejores y tener la oportunidad de ganar títulos. Nunca vamos a estar satisfechos por algo hecho, sino que vamos a buscar más. Me rodeo de personas ambiciosas que nunca están satisfechos por nada. Es un título más, muy contento, pero en días empezamos Madrid y también vamos a ir a por ello", avisó.

Sobre la final, con 6-3 y 6-4 sobre Stefanos Tsitsipas, aseguró que no fue "fácil". "A lo mejor lo parece por el ritmo o resultado, pero interiormente no ha sido fácil. He entrado con bastantes nervios, la noche pasada estaba tenso. Muy contento de poder sobreponerme a la tensión, a los nervios, y contento de haber jugado suelto y como he querido", reconoció.

"Una vez he soltado los nervios he empezado a disfrutar. En estos momentos es normal que los nervios aparezcan, pero intento hacer bromas con el equipo durante el partido para mostrar que estoy relajado y sacar mi mejor versión. Sí que da tiempo a disfrutar", expresó.

Por otro lado, negó ser el relevo de Nadal en Barcelona, con 12 títulos para el manacorí y 2 para él. "Como siempre he dicho, no quiero ser el relevo de nadie. Me siento afortunado de poder tener a tanta gente apoyándome. Dos años que no ha estado Rafa he tenido la suerte, o me he ganado, el ganar el título. Pero siempre quiero jugar contra los mejores y una pena no haber podido disfrutar de Rafa estos años. Ojalá soga jugando y sigamos disfrutando de su tenis. Pero no estoy aquí para ser relevo de nadie, sino para construir mi propia historia", se sinceró.

Previamente, en la ceremonia del título, quiso felicitar a su rival. "Es espectacular tenerte aquí y jugar contra ti, con grandes momentos de tenis y presionándome para jugar mi mejor tenis para poder ganarte", le dedicó el murciano al griego tras el partido, tras levantar su segundo Trofeo Conde de Godó.

En este sentido, aseguró que en cada partido que ha jugado contra él, ha dado su cien por cien. "Eso sacas de mí, el cien por cien. Gracias por todo lo que haces por el tenis, es increíble lo que has hecho. Vamos a vivir grandes torneos, grandes partidos, vamos a jugar espero, por mi parte, muchas finales más", auguró.

Quiso dedicar el trofeo a su familia y también a su equipo, liderado por su entrenador Juan Carlos Ferrero. "A mi equipo, es una maravilla teneros. Tengo a los mejores, cada día codo con codo. Veo a Juan Carlos más que a mi padre. Es increíble trabajar contigo y aprender de ti, estos años, no hay palabras suficientes para agradecerte lo hecho", se sinceró, mirando al extenista español. "Has sido número 1, en lo más alto, y viajar en los juniors y Challengers para hacerme mejor jugador, no tengo palabras de agradecimiento. A todo mi equipo, gracias por el trabajo. Espero que podamos vivir más momentos como este", le dedicó a Ferrero.

No se olvidó de agradecer al torneo su organización. "Agradecer también a los que han hecho posible que este torneo sea uno de los mejores del año. Van creciendo, es el 70 aniversario. Es un torneo especial al que los mejores quieren venir. A David Ferrer, a todos, gracias por un magnífico trabajo", manifestó.

"Barcelona, muchas gracias por todo el apoyo recibido desde el primer momento. Es una maravilla jugar ante vosotros, sentir el cariño desde el primer día, donde se ve la afición por el tenis. Una maravilla ver la pista llena desde primera ronda. El apoyo es muy importante para mí. Este trofeo no sería posible sin la ayuda de todos. Espero veros muy pronto, feliz Sant Jordi a todo el mundo", concluyó, con ese detalle de felicitar una de las jornadas más festivas y celebradas en Catalunya, como es este 23 de abril.